Guest post: 4 factores que estancan tu potencial profesional en un momento de cambio

2019-02-14

En el guest post de hoy tenemos como invitado a Alberto Nadal, coach especialista en cambios que nos habla de algunos de los facores que pueden hacer que tu potencial profesional quede estancado en momentos de cambio. Os dejo con su artículo.


Entendemos por potencial profesional, por lo que podemos llegar a ser o aportar en nuestra vida laboral. Cada uno de nosotros tiene unas expectativas o una pequeña idea de lo que quiere aportar en el presente, pero no todos sabemos "exactamente" lo que vamos a conseguir en el futuro... y es totalmente lógico ya que, para empezar, no todo lo que pasa durante nuestra vida depende de nosotros mismos, así que el camino puede variar.

¿Sabemos exactamente lo que depende de nosotros mismos?

Esa variación del camino es lo que suele crear cierta incertidumbre en nosotros y condicionarlo todo, pero en realidad, puede ser lo que haga más "nutritivo" al camino.

Si tu vida fuera el menú de un restaurante, ¿no sería genial pedir libremente lo que quisieras comerte?. Eso sí, debo advertirte que la vida no es como el genio (gourmet) de la lámpara mágica, más bien es como un buffete libre en el que se te dan los ingredientes y tú decides el menú que vas a comerte... La diferencia reside en seleccionar lo primero que ves en la mesa y comer solamente lo que te gusta del plato, o hacerte un plato seleccionando lo que te gusta a tu medida y comértelo todo.

Sin más, aquí te cito los 4 factores que nos estancan a la hora de seguir nuestro camino profesional deseado y disfrutar nuestro mejor menú profesional:

En primer lugar, las emociones negativas son aquellos sentimientos que nos hacen actuar de forma contraría a lo que queremos lograr, por ejemplo el miedo.

Pensamos que conocemos perfectamente las emociones que sentimos, pero he de decirte que en la mayoría de los casos, la emoción que pensamos que sentimos está "tapando" a otra más concreta. Para que te hagas una idea, el miedo puede significar que estás en un estado de susto, ansia, inseguridad, sumisión, rechazo, humillación, etc...

Es importante saber distinguir las emociones negativas que nos visitan cada día y formar equipo con ellas, ya que evitarlas solo hará que den la vuelta hacia ti de nuevo. Debes abrazar tus emociones y usarlas en tu beneficio, así ya da gusto decidir.

En segundo lugar, las creencias limitantes son ideas en nuestra mente que nos dicen que algo es cierto y están evitando que logremos nuestro objetivo. Estas se van generando a lo largo de nuestra vida por nuestras experiencias del día a día.

Son muy poderosas pues, lo que pensamos que es, normalmente es lo que va a ser. Y no es que sea magia negra o brujería, es que nosotros mismos nos repetimos tantas veces que eso es así, que nos lo acabamos creyendo y eso provoca que no veamos las infinitas posibilidades que tenemos. La pregunta más básica que debes hacerte es: ¿Lo que ahora pienso es una "realidad que todos pueden ver" o es "mi opinión"?. Si es tu opinión, hay que empezar a profundizar y ver si te está limitando.

En tercer lugar, tus hábitos diarios.

En este punto ya no estamos hablando de "malos hábitos", si no de los hábitos que has tomado en tu día a día a consecuencia de tu trabajo actual. Ellos pueden ser tanto negativos como positivos, el caso es que, los que te van a limitar a la hora de realizar el cambio que necesitas son los que te gustan y te potencian a estar feliz en tu día a día. No es cuestión de eliminarlos, si no pensar en cómo tenerlos en un trabajo diferente. Tranquilo, la vida siempre nos exige un sacrificio para lograr algo, pero nos deja elegir lo que sacrificar, así que debemos guardar lo que nos hace felices y sacrificar lo que nos aparta de nuestra felicidad y metas.

Por último, nuestro entorno social. Aunque a veces no lo podamos admitir, influye en algunas de nuestras decisiones. ¿Qué dirá mi familia si me va mal el otro trabajo? ¿Qué dirá mi pareja si no puedo aportar el mismo dinero que ahora? ¿Qué dirán mis compañeros si el cambio sale mal? ¿qué dirá la gente si llevo toda mi vida con una corbata y ahora llevaré un chaleco reflectante?... Hay un sinfín de razones por las que auto-sabotearte y son totalmente lícitas, pero el único bien que te hacen es darte la oportunidad de trabajar los tres puntos anteriores para lograr un crecimiento personal y el día de mañana, tener una solidez emocional, mental y profesional a medida con tus grandes metas.

Cada minuto de tu vida estas tomando una decisión sin darte cuenta en modo automático y, ese modo automático con un poquito de control puede llevarte al camino deseado.

Sobre Alberto Nadal

Mi nombre es Alberto Nadal. Soy graduado en Desarrollo de productos electrónicos, Turismo y especializado en coaching de transición profesional y personal mediante las competencias oficiales de ASESCO E ICF. Me dedico al bienestar de la mente y la toma de decisiones eficaces. A su vez, aplico mi experiencia en la gestión de equipos de trabajo de alto rendimiento y el logro de objetivos de alta exigencia mental. A lo largo de mi carrera profesional y personal, he tenido que tomar muchas decisiones sumamente importantes en mi vida, tanto de trabajo, pareja, salud o en mi entorno, tomando conciencia de lo que iban a provocar. Afortunadamente esto ya es un trámite para mi, ya que cada día gestiono mis emociones, transformo mis creencias limitantes en potenciadoras y mantengo los hábitos que me hacen feliz, tomando el mayor número de decisiones dirigidas a mis objetivos cada día... Así pues, puedo afirmar que el cambio es una oportunidad grandiosa.

Si deseas contactar conmigo para iluminar y guiar tus decisiones más importantes, puedes hacerlo enviando un email a info@albertonadal.net o rellenando el cuestionario de mi página web oficial www.albertonadal.net


Gracias Alberto por tu contribución ;)