Cómo hacer una carta de presentación sin cometer estos 7 errores

2020-03-09

Cuando haces el envío de un curriculum vitae para aplicar a una oferta de empleo hay un error que como candidato puede que cometas: enviarlo de cualquier forma, esperando que igualmente sea abierto. Con esto olvidas que ese texto es una inmejorable oportunidad de venta si, claro está, sabes colocar la información sobre ti que interesa para esa oferta concreta. Cómo hacer una carta de presentación, o más bien un email de presentación, es algo que todo aspirante a un nuevo trabajo debería saber, porque es una de las formas de que la primera toma de contacto con la empresa sea adecuada.

La cover letter tiene una estructura sencilla en realidad, pero es fácil que como candidato estés dedicando mucho más tiempo a redactar un curriculum vitae potente. ¿Por qué? Porque olvidas quizá que cualquier instrumento con el que te presentas delante de las empresas sirve para venderse como profesional: la carta de presentación, el cv, tu perfil en LinkedIn, en definitiva cualquier cosa que reclutadores o empleadores vayan a ver de ti.

Dicho esto voy con los 7 errores que quizá estés cometiendo al redactar tu carta o email de presentación, y al final te dejo un link a modelos y ejemplos de cartas de presentación que creo que puede servirte.


Suscríbete a mis newsletters y recibe consejos sobre búsqueda de empleo como estos en tu email

Newsletter by Mailrelay

1. En el término medio está la virtud

Una carta o email de presentación no debe ser ni tan escueta que solo ponga "envío cv" ni contar toda tu vida en ella. Tan corta es una oportunidad de venta perdida y tan larga llega a aburrir y hace que uno se pierda con tanta información. Lo justo es lo que verás en el punto 3.

2. Mira a quién te diriges

Muchas cartas de presentación son copia-pegas hechos sin tener en cuenta a tu interlocutor. Introduce en el texto información relevante para la empresa a la que te diriges, incluso hazles algún guiño diciendo que conoces su proyecto X y sobre todo busca a quién en concreto debes dirigir carta y cv. Mejor a la señora Y que a un info@ que quizá nadie revise.

3. Cuidado con la estructura

Es importante aprenderte una estructura para las cover letters de forma que sabiéndola no olvides nada de lo que es relevante para buscar empleo con ellas. Dedica el inicio del texto a saludar y a decir por qué envías ese cv. A continuación dedica uno o dos párrafos concretos a hablar de tu trayectoria en los aspectos relacionados con esa oferta de empleo. Cierra con un párrafo pidiendo una entrevista, directamente, y con un saludo y firma. Los pegotes de texto o las informaciones sin organizar no ayudan.

4. Keywords

Dentro del texto algunos candidatos olvidan colocar las palabras clave referidas a su puesto objetivo o las palabras clave contenidas en la oferta de empleo a la que aplican. Aprende a extraer esa información, colocarla en el texto de la carta o email e incluso remarcarla con negritas o cursivas para facilitar que el departamento de RRHH vea de forma rápida que cumples con sus requisitos para cada puesto.

5. Competencias y logros

Algo importante en lo que suele fallarse es en repetir tal cual lo que está en el curriculum vitae. Más interesante es aprovechar el espacio de la cover letter para resaltar tus habilidades y aquello que te diferencia, siempre con actitud positiva y segura, de forma que generes interés por abrir el documento adjunto que contiene tu curriculum.

6. Firma

Cierra tus emails con una firma profesional, porque el no ponerla es otra posibilidad desperdiciada para venderte. Nombre, titular profesional, teléfono, email y link al perfil en LinkedIn están muy bien, y si añades alguna foto o logo mejor todavía.

7. Asuntos sin asunto y archivos...

Enviar un email sin asunto y más a una empresa debería ser considerado pecado. Un asunto bien pensado y escrito hace que quiera abrir el mensaje. En tu caso para buscar empleo pon la referencia del puesto al que optas e incluso por dónde has contactado con esa persona: "Cv oferta #1111 LinkedIn. Marta Fernández" y nunca "cv". Incluso hay candidatos que no ponen nada... Sobre el archivo que contiene tu cv algo parecido, puedes incluso usar la misma fórmula que para el asunto.

>> Para concluir ten en cuenta que a día de hoy la carta de presentación para un trabajo tradicional se ha transformado en muchas cosas, como el cuerpo del email con el que adjuntamos el cv o incluso el "acerca de" de LinkedIn. Recuerda que la clave es que tu mensaje llame la atención, que apetezca leerte, y por supuesto que lo que haya en el cv también haga que apetezca llamarte. Solo así darás ese primer paso que te permita plantarte delante de un entrevistador y contarle todo aquello que te diferencia. Pero eso ya es otra historia.

Y como lo prometido es deuda, aquí tienes un link con ejemplos y modelos de cartas de presentación.

Únete a los más de 3500 profesionales que forman mi comunidad y recibe a cambio un superkit de materiales de búsqueda de empleo, 100% gratis

Newsletter by Mailrelay